Publicado el 09-10-2015

Noticias / El mañana ya es hoy

Vincent Callebaut no cree que los edificios del futuro tengan que ser cosas quietas como hasta ahora. Es por eso que, en menos de 15 años de profesión, ya proyectó edificios que vuelan y ciudades que navegan, y también enormes torres ocupadas con granjas para alimentar y oxigenar las mega ciudades chinas.
Al joven arquitecto belga le gusta mezclar la naturaleza con la construcción, es que está convencido de que de esa forma puede salvar al planeta. Como muchas otras personas, Vincent cree que el crecimiento demográfico, la pérdida de la biodiversidad y el desarrollo industrial descontrolado nos llevará a una crisis ecológica global. Asegura que calamidades como el huracán Katrina, los tsunamis, el calentamiento global y la contaminación son solo una muestra de todo lo malo por venir.